2 ene. 2015

Entrevista a Camila L. Naguil

Conocí a Camila un día lluvioso del 2014 cuando iba a juntarme con Tamara, una editora de Córdoba. Ella, como mano derecha de la editorial, fue la que organizó la reunión y así fue que quedamos en contacto.

Actualmente, esta joven jujeña que viven en Córdoba, está dando sus primeros pasos como autora publicada y tuvo la amabilidad de hacerme llegar un ejemplar de su novela para jóvenes Las elegidas de Osiria y ahora me robo un poco de su tiempo para hacerle una entrevista para que todos la conozcamos un poco más.

CHB.: Hola, Camila, estás terminando un gran año profesional podríamos decir, y por eso me gustaría volver al principio, a tu niñez… ¿leías mucho? ¿Qué tipo de libros te atrapaban?

Leía de todo, en realidad. El género fantástico siempre fue mi preferido. Me gustaban mucho también las novelas de amor y las de aventura. Me encantaban Julio Verne, Louisa May Alcott, Emilio Salgari, las hermanas Brontë, Jane Austen… Tuve la suerte de tener padres que fomentaron mi amor por la lectura, y siempre tuve a mi disposición los libros que quería. Había una colección en particular, que no sé si se sigue consiguiendo… la colección Billiken de tapa roja. Era muy muy buena, incluía varios clásicos de la literatura universal adaptados para los más chicos.

CHB.: ¿Consideras que siempre fuiste muy imaginativa o fuiste alimentando esa imaginación y creatividad con los años?

La verdad, no te sabría decir. Empecé a leer desde muy pequeña, así que no sé si la imaginación ya estaba presente en mí o se fue desarrollando con la lectura. Estimo que lo segundo, los libros siempre te abren la puerta a mundos insospechados.

CHB.: ¿En la escuela tenías facilidad para Lengua y Literatura?

Sí, era lo que más me gustaba. Debo confesar que siempre disfruté más de las clases de Literatura que de las de Lengua, pero no sé si se pueden separar en la práctica. Una cosa necesariamente lleva a la otra y viceversa. Para poder escribir bien, hablar bien y entender los discursos, orales y escritos, tenemos que conocer las reglas del lenguaje.

CHB.: ¿Cuándo te diste cuenta que tu llamado era la escritura/literatura?

Creo que lo supe desde el principio. En otra nota dije la misma frase, pero es así: escribo desde que tengo uso de razón. Al principio eran historias para mí misma, mis propias fantasías… pero de a poco empecé a pensar en compartir esas historias. No es un proceso simple, ya que la exposición implica también que se pueden decir cosas negativas, pero mientras esas críticas me sirvan para crecer desde lo personal y lo profesional, por supuesto son bienvenidas.

CHB.: ¿Qué carrera estudiaste en la universidad? Y ¿qué trabajos desempeñaste después o durante tus estudios?

Soy Técnica en Medios de Comunicación, gestora cultural y Diplomada Universitaria en Gestión Editorial. Y estoy rindiendo las últimas materias para terminar con la Licenciatura en Humanidades con orientación en Literatura.
Empecé trabajando en la librería El Ateneo. Fue una experiencia espectacular. Era un sueño hecho realidad estar rodeada de libros todos los días, enterarme de las novedades editoriales... Después armé junto con una socia un pequeño emprendimiento,  una librería/espacio cultural que me dio muchas satisfacciones y que me enseñó bastante sobre el rubro. Luego trabajé como gerente de una librería de la zona norte (Córdoba). Y en paralelo a esos trabajos dicté clases de español para extranjeros. Me considero una afortunada: siempre pude trabajar en lo que me gusta y pude de a poco ir desarrollándome…

CHB.: ¿Cómo terminaste trabajado para Tamara en la editorial?

Cuando la librería de la que era gerente cerró, pasé directamente a trabajar con Tamara. Ella me conocía porque El Emporio era uno de los proveedores de la librería, así que siempre estábamos en contacto.

CHB.: ¿Estar rodeada de autores que publicaban te motivó a sacar a la luz tu historia? ¿En qué momento decidiste que ibas a publicar?

En los últimos tiempos conocí a escritores maravillosos y aprendí muchísimo de todos ellos. Pero lo de mi libro fue algo inesperado. Yo tengo varias novelas escritas para preadolescentes y adolescentes, y como te decía antes, últimamente había estado pensando en la forma de compartirlas. Hace un par de meses se comunicó conmigo el escritor y empresario Antonio Mateo Allende y me preguntó si tenía algo listo para chicos, porque él quería empezar una pequeña colección. Le mandé lo que yo consideraba que estaba mejor terminado, le gustó y decidió publicarlo. Te imaginarás mi emoción y mis ansias…

CHB.: ¿Cómo fue el proceso de creación de la historia?

Todas las novelas que tengo escritas parten de sueños que alguna vez tuve y que recordé al día siguiente. La idea principal al menos. Y después hay un trabajo de escritura a conciencia, de relectura, de corrección… 

CHB.: ¿Tenés alguna rutina o manía para escribir?

No, escribo cuando siento la necesidad. Últimamente te diría que cuando puedo, porque tuve un año muy atareado. Lo único que necesito es estar en silencio, con ruido no me puedo concentrar. Sé que algunos escritores escriben con música, pero para mí es imposible.

CHB.: A la hora de corregir el manuscrito ¿Cómo te llevaste con el proceso? ¿Quién te ayudó?

Lo trabajamos en conjunto con María Musicant, la mujer de Mateo. Ella es una excelente editora y tiene una habilidad innata para estas cuestiones. Si bien yo he corregido los trabajos de varios autores, cuando se trata del trabajo propio es muy complicado abstraerse y ser objetivo. Uno como creador ya conoce de memoria los personajes y la trama, y quizás da por sentadas cosas que están en la mente pero que no se plasmaron en el papel. Creo que toda obra es susceptible de ser mejorada y que hay que escuchar las opiniones de quienes forman parte del proceso. De hecho, por algo existe la figura del editor, y en este caso yo tuve que pararme del otro lado en relación a mi trabajo en la editorial.

CHB.: ¿Tuviste que modificar mucho la historia? ¿Cómo ibas reescribiendo y mejorando el libro?

No, la historia siempre fue la misma. Como te dije antes, lo que se hace siempre con el trabajo de cualquier autor es revisar, a nivel contenido y desde los ojos de un tercero, que no hayan quedado baches. Pero por suerte así como estaba planteada les gustó desde el principio a los editores, sólo se perfeccionaron algunos detalles.

CHB.: Aparte de vos y tu editor ¿Quién es tu “primer lector”? (familiar, amigo…)

Mi primera lectora en el caso de este libro en particular fue mi querida amiga Noelia Orellano, a quien le doy las gracias por la paciencia, el cariño y la buena voluntad. Y después fue pasando por otras manos.


CHB.: Siendo Las elegidas de Osiria una historia de fantasía preadolescente ¿Te ves escribiendo para un público adulto?

Al menos por el momento no. Todo lo que tengo escrito, publicado o no, es para ese público. Supongo que tiene que ver también con que esa edad fue muy definitoria para mí, y los libros siempre me acompañaron.

CHB.: La edición es muy bonita ¿Quién fue el ilustrador? ¿Trabajaron en conjunto?

Yo tenía la idea del mandala dando vueltas en la cabeza, pero como no soy diseñadora no sabía cómo bajarla al papel. Las diseñadoras, a quienes agradezco muchísimo, fueron María Musicant y Martha Cargnelutti, que trabajan con el editor también en otros emprendimientos. No podría estar más contenta con el resultado.

 

CHB.: Dejando un final tan atrapante, supongo que la novela formará parte de una saga ¿Es así? ¿Ya tenés escrito algo de la continuación?

El libro tiene un final que “cierra” en sí mismo. Es decir, se puede leer como una historia única. Pero efectivamente es parte de una saga. Por el momento tengo dos partes más que le siguen y estoy pensando en una tercera, pero con la misma idea: que se puedan leer tanto como historias separadas como en conjunto.

CHB.: El mundo literario es bastante complejo y hasta cruel con los nuevos talentos ¿Qué consejos le darías a alguien que tiene un borrador en mano y quiere aventurarse a publicarlo?

Quizás no soy un buen ejemplo porque, como te comentaba antes, en mi caso fueron los hechos que se sucedieron los que me impulsaron a mostrar mis escritos, no podía dejar pasar la oportunidad. Pero hay que animarse; en Córdoba (y en todo el país) hay editores muy capaces que, aunque no necesariamente se interesen en publicar esos textos porque quizás haga falta trabajarlos o no encajen en el catálogo, los pueden orientar en cuál es el mejor camino a seguir.

CHB.: Y para despedirnos ¿Qué te espera para este 2015? ¿Qué planes tenés en mente que quieras compartir con los lectores del blog?

Tengo varios proyectos personales de índole cultural que ojalá se den. Y lo más importante entiendo que va a ser trabajar con el libro. La idea es presentarlo en los colegios y empezar a dictar talleres para chicos. Yo en este momento dicto talleres de promoción de la lectura y escritura para docentes de nivel primario; me encantaría poder trasladar ese formato de trabajo directamente a los niños.


Muchas gracias.

Facebook del libro: Las elegidas de Osiria
Perfil de la autora aquí


2 comentarios:

  1. Hola Constanza! Genial la entrevista. Tengo que decir que no conocia a la autora asi que te agradezco la entrada! Me encanta conocer y saber mas de autores de nuestro pais! El otro dia te comente la reseña del libro de ella, y la verdad que parece super interesante. La verdad que la portada es genial! Muy colorida y viva! Parece muy joven, la admiro!
    Gracias por compartir la entrevista y le deseo todos los exitos a Camila! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!! El libro es hermoso! me encanto! me parecio muy atrapante, lo recomiendo! Genial la nota! Muchos éxitos!

    ResponderEliminar

Home

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Blog registrado

IBSN: Internet Blog Serial Number 29-08-1958-50